Cómo evitar ser mordida por un perro

No sé si es uno de los sustos más grandes, pero ver a un perro a metros de ti, que comienza a mostrar sus colmillos, a gruñir, sin razón aparente, puede a llegar a ser un momento muy estresante, que lo más probable, te obligue a salir corriendo de la situación.

Me pasó. El otro día, caminando, dos perros de la nada comenzaron a amenazarme. Yo algo me acordaba, de que no debes salir corriendo, ni llorando, pero aunque me quedé quieta, los dos animales se tiraron a mis pies uno a cada lado, gruñendo y tratando de morderme. En fin, perdí la cordura y grité (vergonzosamente), los eché a patadas y a carterazos. Por suerte, los perros se fueron para atrás y con la ayuda de vecinos no me alcanzaron a morder, pero ¿Qué pasa si estás sola? ¿Qué debes hacer?

Según la American Veterinary Medical Association (AVMA), cuando un perro te amenaza sin razón aparente debes:

-Conservar la calma. No gritar ni llorar. - Si puedes, háblale al perro de forma firme y tranquila. - Evita el contacto a los ojos. -Permanece quieta hasta que el perro se vaya, o regresa lentamente hasta que el perro esté fuera de tu vista. -Nunca te voltees y menos corras. - Si caes al suelo, has una bola con tu cuerpo, colocando tus manos sobre tu cabeza y cuello. Protege tu rostro.

Y tú ¿qué has hecho en una situación así?