Sale el verano y entra el otoño

Sale el verano y entra el otoño Sale el verano y entra el otoño Sale el verano y entra el otoño Sale el verano y entra el otoño Sale el verano y entra el otoño

Por: Andy_periodista

Se acerca marzo y es inevitable pensar en volver a la rutina. Desde pequeños con la entrada al colegio, nos dábamos cuenta que al llegar el tercer mes del año, todo cambiaba: adiós vacaciones, ya no te podías quedar hasta tarde viendo televisión, no más piscinas ni paseos.

Ahora ya más de adultos o “semi adultos”, sigue ocurriendo algo similar, las mañanas comienzan a ser más frías y los happy hours de las tardecitas comienzan a escasear.

El fascinante bronceado de los meses anteriores, sabemos que desaparecerá. Y así como el color de nuestra piel va cambiando, también nuestros hábitos, ya que la llegada del otoño implica también cambios en nuestra conducta; se hace más frecuente las ganas de estar en casa, calentitas tomando un rico café o chocolate caliente.

Hay algunas incluso que se deprimen en estas épocas de fríos, pero ¿para qué tanto? Si igual podemos disfrutar de cosas que en invierno son mejores, como regalonear con tu pareja y no querer levantarte de la cama, ir al Cajón del Maipo con la excusa de tomar un buen chocolate caliente, caminar por las calles pisando las hojas secas, ver pelis acostaditas un domingo en la tarde comiendo algo rico, entre tantas otras cosas.

Es por eso chicas, que les sugiero decirle adiós al verano y darle una gran bienvenida al otoño 2012, que de seguro, nos traerá más de una alegría.

Comentarios